Un robo exprés, en medio de la carretera unos ladrones asaltan a otro coche, mientras otros tantos esperaban como si de una cola de tráfico se tratase. Los bandalos consiguen pillar algo y se suben rápido al vehículo como si no hubiera pasado nada. Nadie se mueve para ayudar.

Un ladrón loco asalta a dos monjas. Cuando un grupo de personas ven el panorama acuden a ayudar a las pobres mujeres que logran escapar y estos le meten una buena paliza al atracador.

Gracias Juan Carlos