Aunque las personas somos mas inteligentes (y hay veces que dudo), los animales tienen ese punto de inocencia que les hacen encantadores. Seres vivos sin sentimientos como el orgullo, que actuarán de la forma mas predecible posible y sobre todo, que daran todo por la persona que les quiere.

Un perro newyorkino protege a su madre que ha sido atropellada en plena autopista. No deja que ningún coche se acerque a ella, provocando un caos en la carretera hasta que llega la policía, que intenta acercarse a la perra sin mucho éxito ya que su hijo no deja que se acerca absolutamente nadie. Al final consiguen alcanzarla por medio de un lazo.

Y por si fuera poco, el hijo escoltó al coche policial hasta el hospital, donde por suerte, la madre se recupera de una fractura en la pierna.

Se le ponen a uno los pelos de punta al ver este tipo de imágenes. Como el amor entre animales no tiene límites, sacando fuerzas de flaqueza en las situaciones mas complicadas.

Editado: Perdon por las erratas… Es lo que tiene hacerse mayor :)

Otros casos parecidos son el del perro de chile que rescató a otro que habia sido atropellado, o el de la madre babuina que protege a su hijo que se encuentra herido en la carretera.