Ofertas Fresalia

Un juez condena a un profesor de autoescuela por dar clases ebrio

Un juez condena a un profesor de autoescuela por dar clases ebrio
390 visitas

En su estado, difícilmente podría conducir un vehículo y, menos aún, enseñar a alguien. El Juzgado de Instrucción número 1 ha condenado a un profesor de autoescuela de la capital que fue sorprendido mientras daba clases prácticas a un alumno en estado de embriaguez.

El juez le ha impuesto a Juan P. L. una multa de 360 euros como autor de un delito contra la seguridad del tráfico. Además, también le ha retirado el permiso para conducir por el periodo de un año. El profesor reconoció los cargos que se le imputaban para que el Ministerio Público redujera su petición inicial de pena, que era de 540 euros.
Los hechos ocurrieron el pasado 29 de junio, cuando Juan P. R. daba clases a un alumno en el Polígono de Los Olivares de Jaén. La Policía Local comprobó que el coche en prácticas circulaba por una calle en sentido contrario. Los agentes comenzaron a darle el alto y el vehículo no se detuvo. Finalmente, consiguieron que redujera la marcha y que estacionase.


Tal era el estado del profesor que, cuando la Policía Local le hizo bajarse del coche, ni tan siquiera articulaba los movimientos para poder salir del turismo en el que iba con un alumno, según se recoge en el atestado policial. Las sospechas de los agentes se confirmaron cuando se le realizó la prueba de alcoholemia. Juan P. R. dio una tasa de 1,50 gramos de alcohol expirado, es decir, unas diez veces más de lo permitido a este tipo de conductores profesionales. Los hechos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1, que celebró el juicio rápido el pasado día 6 de julio.

En la sentencia, se considera como probado que la previa ingestión de bebidas alcolólicas “impedía al acusado el adecuado control de vehículo”. En este sentido, el juez deja claro que Juan P. R. ejercía “la conducción real del coche”: “Estaba dando una clase a un alumno en prácticas, que iba al volante. Por lo tanto, tenía el control del turismo, con el doble sistema de pedales, que le servía para ejercer la coducción. Asimismo, realizaba las indicaciones pertinentes al alumno”, añade la sentencia.
En principio, el Ministerio Público pedía una pena de 540 euros de multa, más la privación del derecho de conducir vehículos a motor durante 18 meses. Sin embargo, el acusado mostró su conformidad con los hechos, por lo que el fiscal rebajó su solicitud en un tercio. Finalmente, la condena se quedó en una sanción económica de 360 euros y la retirada del carné por un año.

Fuente : DiarioJaen

¡Sigue viendo contenido interesante!