Una historia conmovedora, no se si tendré el día tonto pero me he emocionado bastante al ver las imágenes y comprender la historia que se esconde tras ellas.

Se trata de Matt, un chico que tiene parálisis cerebral espástica, lo que le impide realizar movimientos cómo otro cualquiera, un buen día el colegio donde estudia organizó una carrera en el campo, y a pesar de que a Matt, el profesor le dio la oportunidad de sentarse mientras los demás corrían, el quiso hacerlo igual que los demás. Cuando sus compañeros habían terminado la carrera, a Matt aún le quedaba otra vuelta completa, su profesor se unió a él animándole y al instante, todos sus compañeros se pusieron detrás, corriendo junto a él, dándole ánimos para terminar la carrera. Matt lo consiguió, su fuerza y determinación son espectaculares.