atatSe trata de una impresionante animación de Patrick Boivin, director autodidacta e independiente, empezó escribiendo comics pero al tiempo se dio cuenta de que lo suyo era contar las historias en vídeo.

Su última creación es la que vais a ver en esta noticia, un AT-AT de Star Wars, ese vehículo Imperial de enorme tamaño con característicos rasgos zoomorfos, convertido en una mascota de compañía.

Por momentos me hizo dudar de su existencia, pensé que se trataba de un juguete real creado por algún fanático de la saga, pero al ver quién era su creador comprendí que se trataba de otro de sus magníficos trabajos de animación.