folladaA pesar de que el principio del vídeo no hay quién lo vea por los movimientos, luego ya se centra la cámara y no tiene desperdicio.

Una pareja de maduros deciden pasar a la acción en lo alto de una torre durante una visita turística. Lo que no se imaginan es que están siendo observados y grabados por otro grupo de visitantes.

Hay gente que cuando les entra el calentón no hay quien los pare. Al menos mientras otros dirán “yo he estado allí” ellos podrán decir con la boca ancha, “nosotros follamos allí”. A esto si que se le llama turismo activo.