Un grupo de pescadores que competían en el torneo de pesca deportiva de San Diego, de captura y liberación, se encontraron con una imagen poco habitual, un enorme tiburón saltando acrobáticamente para liberarse del anzuelo.

El tiburón realizó hasta 9 saltos espectaculares de forma continua, ante el asombro de los pescadores.