Si es que nunca se sabe lo que puede pasar en el momento menos esperado, cómo esta familia que viajaba en su coche de vacaciones y se encontró con un accidente inesperado que, según dicen, y ojala no fuera cierto, acabó con la vida (horas más tarde en el hospital) de una chica de 29 años.

En las imágenes se puede ver el impacto de un ladrillo caído de un camión que circulaba en sentido contrario, ladrillo que atravesó la luna del coche e impactó en la cabeza de la chica.