Así, cómo quién tiene un gato, como la cosa más normal del mundo, y por si fuera poco rodeado de perros y todos en la misma cama, una situación bastante surrealista sin duda. [...]