El caso del asesino Breivik no deja de crear polémica día si y día también, ahora con uno de los cincos jueces encargados de juzgar al acusado Anders Behring Breivik, el autor confeso de los atentados en Noruega del año pasado, fue captado por las cámaras de televisión jugando al solitario en su portátil en pleno juicio.

Ernst Henning Eielsen, uno de los tres jueces auxiliares encargados de dar asistencia a los dos magistrados profesionales, estaba jugando una partida al solitario en lugar de seguir atentamente las declaraciones de uno de los testigos.