Está claro que cuando uno domina un deporte puede hacer maravillas, en este caso se trata de un Ruso surfeando sobre una puerta de madera.

Esto demuestra que podemos tener la mejor tabla del mundo, la más cara y de la marca más prestigiosa, que luego llega uno que controla con una simple puerta y nos queda cara de tontos.

http://www.youtube.com/watch?v=UHGYapbZkpA