Por una parte uno siente un poco de pena de que haya gente con tanto talento y con habilidades especiales actuando en la calle, pero por otra parte muchos consideran esto como arte callejero y les gusta actuar para el público en calles concurridas.

También es cierto que en muchos casos se ha convertido en una mera forma de pedir dinero, y muchos se hacen pasar por artistas por el mero hecho de disfrazarse, seguro que lo habéis visto y me entendéis.

No es el caso de este hombre, esto si es arte y tener talento, al parecer actúa en las calles de París, y cómo podréis comprobar es un bailarín espectacular.