probador-fuckSeguro que la mayoría de pajarracos que hayáis ido de compras con vuestra novia o pareja entenderéis lo pesado que se puede hacer eso de ir de tienda en tienda probando ropa.

La verdad es que yo tengo poca paciencia, soy de los que compra en un plis plas, llego, miro, elijo, pruebo, pago y me voy, soy bastante simple al respecto, por ello me enerva bastante eso de estar todo el día o varias horas de tienda en tienda mirando y mirando para luego no encontrar nada del agrado. En ese aspecto las chicas suelen ser más pacientes y disfrutan más con las compras.

Ahora bien, si de vez en cuando uno se llevara un regalito como el que vemos en el vídeo, posiblemente la mayoría de tíos que odiamos salir de tiendas haríamos un esfuerzo, atentos al momento follada total en el probador, sin desperdicio.