Cualquier lugar es bueno para echar un kiki, aunque la verdad es que yo antes que la nieve prefiero la playa, pero bueno, para gustos los colores.

Esta pareja ha decidido que lo mejor para calentarse en ese frio dia es juntar piel con piel, y tras unos toqueteos empieza a subir la temperatura y a aumentar el frotamiento.