Cuando pica, hay que arrascar. Eso es así. Y si el picor viene cuando estas en una calle a plena luz del día, pues oye… a arrascar sea dicho, y es lo que pensó esta pareja, que se puso sin ningún tipo de miramiento a follar en el coche.

Lógicamente, lo menos llamativo es una buena mamada, aunque antes de eso ya le habían trabajado a la penetración, pero lo mas discreto en este caso es una buena sesion de sexo oral con final feliz :)