Un vídeo porno amateur cargado de morbo por la situación, y es que al parecer el tío es un afortunado al contar con una compañera de trabajo tan servicial y dispuesta.

Es una gozada recibir una felación en pleno trabajo, en uno de esos ratos libres en los que no hay clientes, nada mejor para relajarse.