Hay veces que es mejor tener la imagen de un ídolo cómo era hace años, imaginarse a la persona en cuestión en sus mejores momentos para no llevarse una desilusión, pero por otra parte los años pasan factura y los cuerpos envejecen. No hay mejor ejemplo que el de Madonna, la Reina del Pop que ha sido la última en sufrir una filtración de fotos en la red, sin maquillaje y sin retoques de photoshop.

Al parecer las fotos fueron tomadas durante una sesión fotográfica para la revista U.S Magazine en el año 2008, la diva fue fotografiada mientras se cambiaba de modelito entre bambalinas. En ellas se puede ver a Madonna con los pechos al descubierto y en bragas, al natural, con sus arrugas y con su fibrado cuerpo, bastante distante del cuerpazo que tenía hace años y por el que tantos hombres suspiraron.

No obstante, la cantante tiene 53 años, y a esa edad tampoco habrá muchas mujeres que se conserven cómo ella…







Retocada para la revista en cuestión: