Está claro que uno no se puede despistar ni uno solo instante cuando lleva encima algo de valor, en este caso una mochila que contiene un macbook valorado en 1500 euros.

Tres universitarios están sentados en una de las mesas del restaurante de la Universidad cuando un individuo se sienta justo al lado con la intención de sustraer algo de valor de la mochila de uno de ellos.

En la grabación de la cámara de seguridad se puede apreciar como el ladrón lentamente se acerca la mochila con el pie y consigue su propósito sin que nadie se de cuenta de lo que sucede.