Si queréis hacer crecer vuestra polla olvidaros de píldoras milagrosas, bombas de vacío o ejercicios naturales, lo mas eficaz, si no tenéis cerca unas buenas jeringuillas de silicona es, sin duda alguna, un inflador para la polla.

¿Que eso no existe? Si hombre si…. Es tan fácil como ponerte un hinchador automático clavado a la polla y dejar que este vaya tirando aire. En cuestión de minutos tendrás una polla 8 veces tu tamaño y unos huevos que harían sombra a las tetas de mastasia, y por último, pero no por ello menos importante, el color rojo anaranjado, similar a la camiseta del Barcelona pero con pelos.

Señores, Señoras… esto es la revolución.