Estirando la gomita, así da gusto, que te empiecen a comer la polla desde cero, cuando está blanda o flácida y te la vaya poniendo morcillona y dura a base de tragar hasta la garganta.

Además, no hay buena mamada sin una buena corrida facial, y en este caso viene incluida en el lote.