Increíble el don que tiene el chaval, a su edad como el resto de los mortales debería de estar con juguetes y sacándose aun los mocos pero el prefiere otras actividades lúdicas como coger las baquetas y ejecutar de principio a fin The Pretender de los Foo Fighters