Es irónico, pero hay estrellas del porno que dejaron el oficio para darse en “cuerpo y alma” a la religión. Todas ellas estuvieron en la cúspide del porno pero parece ser que el dinero y la fama consiguieron hacerlas sentirse lo suficientemente mal como para refugiarse en la religión e intentar paliar sus años de porno rezando a Dios. Lo que sorprende de éstas chicas es el cambio tan radical que dieron a sus vidas para tocar los polos opuestos satanizados el uno del otro y viceversa.

# Pornstar que dejaron el porno por el celibato