Sinceramente, con una novia con un culo cómo ese, es un pecado no ponerla a cuatro patas para meterle unas buenas embestidas, no obstante tampoco se lo montan del todo mal, el principio quizá sobre, con la chica comiéndole el pezón, que más bien parece que le está oliendo el sobaco..

Por lo demás, una mamada decente y una folladita por detrás con la chica tumbada boca abajo, para terminar por correrse encima de su trasero.