Durante una ruta motera organizada en St. Louis, Missouri, donde participaban decenas de motoristas, la policía quiso interceptar el camino a todo el grupo, interponiéndose con sus vehículos y cortando la calzada, los moteros comenzaron a escapar en masa y la policía no dudó en embestir a algún que otro motero con el coche patrulla.

La verdad es que sorprende, por un lado que la poli intente parar a decenas de moteros al mismo tiempo, que los moteros no hagan ni caso, y que la policía no dude en embestirlos con los coches. Una situación bastante WTF.