Ocurrió el año pasado, un oficial de policía, Schmidt, se encontraba llevando a cabo una revisión de rutina en un vehículo que sospechaba que no estaba asegurado. En la grabación se observa como el policía esposa al conductor y a su acompañante, instantes más tarde abre la puerta trasera del vehículo y es disparado a la cara por el pasajero.

Schmidt pide desesperadamente al agresor que no dispare más, suplicando por su vida, pero finalmente murió a causa de los disparos. El acusado, Jerry Lard, fue detenido y ha sido acusado de asesinato, siendo condenado a pena de muerte.