El oficial de policía de Carolina del sur, Randy Garret, se encontraba escribiendo una multa de tráfico en el arcén de la carretera, cuando de repente un hombre con una mochila y un paraguas se acercó hacía él, tiró la mochila y sacó un cuchillo de carnicero con el que intentó agredir al oficial.

La rápida intervención del policía disparando al agresor, evitó la tragedia. Además, el oficial disparó a las piernas del agresor, por lo que éste quedó con vida y será juzgado por intento de asesinato.