Parece que en Rusia no se andan con tonterías a la hora de pescar, utilizando el método prohibido de los explosivos, en este caso una granada, con el fin de aturdir o matar a los peces y que suban a flote.

Normalmente para la practica de esa modalidad de pesca, extremadamente peligrosa y prohibida por sus graves consecuencias contra el ecosistema, se utiliza dinamita, pero en el caso de los rusos del vídeo, utilizaron una granada. Uno de los pescadores cometió un fallo y pasó lo que vais a presenciar.