Por una parte no hacen daño a nadie, ni a ellos mismos, aunque la conducta no creo que sea nada buena para ellos, ya que estos perros de presa lo que menos necesitan es que los incites a morder.

No obstante también es verdad que a la mayoría de perros les gusta jugar mordiendo y tirando de algo, la correa, un palo, lo que sea, es su manera de demostrar su fuerza y divertirse. Aquí tenéis un grupo de perros de presa en el parque, mientras sus dueños se divierten mirando cual de ellos tira más.