Sabéis que solemos publicar todos aquellos casos que nos encontramos de animales y resultan interesantes, ya sea para denunciar, concienciar o para disfrutar de sus momentos. En esta ocasión os traigo un caso reciente conmovedor y que demuestra una vez más que los animales tienen sentimientos.

El perro que vemos en las imágenes sobrevivió al tsunami de Japón y decidió quedarse al lado de su amigo (otro perro) herido y tumbado entre los escombros, quedándose junto a él sin abandonarlo en ningún momento. Esto es amistad, cuanto tenemos que aprender las personas.