Todos sabemos que uno de los problemas a los se enfrentan muchos carteros en muchos lugares del mundo, es al típico perro protector que ladra y en algunos casos ataca cuando se disponen a entregar la correspondencia.

en este caso el perro está dentro de casa por lo que no supone peligro alguno, pero atentos a su reacción.