La lucha libre en barro parece que ya no le hace gracia a algunos, que han tenido que dar un paso más y crear el boxeo en aceite, donde chicas culonas en tanga se pelean ante la mirada de los espectadores. Pero no queda ahí la cosa, atentos a la pelea posterior en el ring, con chicas dándose manotazos y agarrándose de los pelos.

Lamentable, y que esto le de morbo a la gente, tiene narices…