Cámaras de seguridad captaron el momento en el que un hombre, identificado en la fuente cómo Skinhead, propinó un patadón en la boca a un guardia de tráfico cuando éste intentaba poner una multa a un coche mal estacionado.

En una primera toma se aprecia como uno de los agresores, escupe sobre el cuaderno de multas del agente y acto seguido uno de sus acompañantes le pega una fuerte patada en la boca, dejándolo inconsciente.