pareja follando en colchonetaAunque jóvenes y aparentemente inexpertos, ya tienen licencia para fornicar. Estos dos seres humanos de dudosa procedencia, fondones, vestidos con harapos de poca monta, cada pieza de una madre y un poco sudados, se montan su propia fiesta genitalicia en una colchoneta de feriantes típica de fiesta de pueblo o barrio de clase baja.

Empiezan alegremente saltando como inocentes púberes, pero sus carnes terminan rebotando sin piedad sobre la superficie recreativa. Como suele pasar en estos casos, a pesar de lo descuidados que iban, ella ya había previsto que se ventilaría al amigo, por lo que tuvo el detalle de mimarse los genitales y podarse totalmente las pelandreras. Algo es algo.

Después de los pollazos sin condón que la colchoneta les facilitó con los rebotes, el ‘cara de virgen‘ le expulsó todo su amor concentrado dentro de la vagina, esencia con la que ella se recreó expulsándola toda con el impulso de sus músculos vaginales.

Pero… ¡qué desesperado tenía que estar el chaval para cepillarse con altos riesgos a esa choni con las uñas sucias y destrozadas!

¿Te has follado a alguna descuidada por extrema necesidad?