Una pareja de delincuentes profesionales, cómo los ha catalogado la policía de Utah, consiguieron escapar tras ser detenidos. Lo más curioso del caso es que fueron detenidos por separado, a la chica la encerraron en un pequeña celda, de la cual consiguió salir abriendo la cerradura con una horquilla de pelo, el hombre consiguió escapar rompiendo la ventana trasera del coche patrulla.

La policía casi no tuvo tiempo para reaccionar, pero finalmente fueron detenidos de nuevo y encerrados con seguridad.