Una vez más, desgraciadamente, nos hacemos eco de una noticia de violencia callejera, en este caso una pelea por una disputa de tráfico, donde los protagonistas parecen tener un pequeño golpe que termina con uno de los implicados nokeado en el suelo.

Un dos contra uno, ya que de otra forma es posible que el hombre de la camisa rosa se hubiera bastado para reducir al otro individuo, las patadas finales también son lamentables…