Al parecer el agresor era el novio de la chica más joven, según los implicados se cree que se trataba de violencia de género por un ataque de celos. El hombre hablaba con su novia, cuando de repente algo sucedió e hizo que la emprendiera a golpes sin piedad contra las dos mujeres.

Ellas intentan defenderse, pero finalmente la fuerza del agresor unido a la dureza de su arma, bate de beisbol, hacen que las víctimas caigan rendidas y con diversas heridas en el cuerpo.