Además de jugarse la vida, estos locos del Drift se permiten lujos innecesarios como éste, aunque no hay que negar que es todo un espectáculo y una auténtica habilidad.   [...]