Está claro, aveces nos empeñamos en hacer cosas que no corresponden con nuestra edad, juegos de chiquillos que nos divierten pero que no podemos realizar por falta de forma física.

La señora del vídeo estaba empecinada en que tenía que subir a la torre hinchable para lanzarse por la rampa, y claro, lo que hizo fue un pleno al 15 que se veía venir.