atrapadaLa verdad es que la acción de esta mujer es absurda. Meterse entre medias de la puerta y la pared cuando está se está cerrando y permanecer ahí sin apartarse aun viendo que la puerta no se abre, no es de ser muy lista.

Una situación similar le ocurrió a un familiar mío (lo viví como espectador) que se le quedó el brazo atrancado en una de estas puertas y no había manera de abrirla durante varios minutos. Es una agonia.