Ocurrió en Brasil, una joven de 25 años había alquilado los servicios de un mototaxi, durante el transcurso llegaron a una zona de barro, donde el taxista se paró, según declaró ese mismo día, debido a que uno de los camiones bloqueaba su paso y se quedó esperando.

En ese momento un hombre armado se acercó a ellos, robó la bolsa con dinero que llevaba la chica y sin pensarlo dos veces disparó su arma al interior del casco, alcanzándole en la cabeza y muriendo la joven en el acto, el asesino huyó de la escena. En declaraciones posteriores y tras conocer que había cámaras de seguridad, el taxista declaró que la chica le había pedido quedarse allí parado para esperar a un amigo con el que había quedado.

Declaraciones contradictorias que están siendo investigadas por la policía para aclarar los hechos.