Un viaje oscuro en el olvido, la pintura se ha caído de las paredes y los únicos ocupantes son las almas de los que quedaron atrás. Un inquietante paseo por un manicomio inaugurado en 1920 y que fue abandonado hace décadas.

Las habitaciones quedaron intactas, incluso con los objetos personales de los que allí trabajaron, dicen quienes han visitado el lugar que aún se respira el horror de otras épocas, cuando los pacientes tuvieron que soportar los malos tratos.

Un vídeo que a sus creadores les ha llevado más de 7 meses realizar, y unas 35 mil fotografías. Un paseo por el pasado oscuro de un aterrador hospital psiquiátrico abandonado.