Un chaval de 23 años fue encontrado sin vida sobre el teclado de un cibercafé. Lo curioso es que mas de 30 clientes no se dieron cuenta de que el chico estaba muerto.

Al parecer, el chico entró la noche del martes al establecimiento que está abierto las 24 horas del dia, en el norte de la isla, cerca de Taipei, y la camarera lo vio hacer una llamada telefónica hacia el mediodía.

Según las conclusiones preliminares, habría muerto poco después y los otros 30 clientes del cibercafé ni se dieron cuenta de nada. El hombre murió de un ataque cardíaco, segun datos policiales.