Imagina que un día te encuentras con un móvil perdido, empiezas a curiosear y te das cuenta de que las fotos de su interior pertenecen a un mafioso chino, bien, pues eso es lo que pasó en el caso que os presento a continuación.

¿como lo sabemos?, a parte de ser lo que cuentan en varias webs, salta de ojo que el tío se dedica a negocios de dinero fácil, coches de lujo, dinero por todos lados, e incluso algún ajuste de cuentas, mejor lo veis vosotros mismos.