Hace un tiempo vimos en la web el caso de una mujer que pretendía ser la más gorda del mundo y para ello se ponía fina a comer todos los días, hasta alcanzar los 330kg de peso, pues bien, no es el único caso, Pauline Potter fue en su día la más gorda registrada en los records guiness, con más de 340kg.

Ahora vuelve a ser noticia, pues según parece que se ha decidido a cuidar un poco su salud, bajando peso con una curiosa dieta, eso si, sin dejar de comer nada, ya que tiene tanto vicio por la comida que sería imposible dejarla. Pauline utiliza la dieta del sexo, y es que según parece desde que lo hace varias veces al día con su marido ha adelgazado 44 kilos.

Ahora pesa 285 y al menos puede ponerse en pie nuevamente. Por su parte, el marido comentó: “Es difícil acomodar a Pauline y encontrar sus áreas de placer porque tiene demasiada grasa en la pelvis. Pero me excita saber que está satisfecha. Aunque una vez, cuando estaba ella arriba, casi me asfixia”.

PD: tranquilos, no vamos a poner ningún vídeo porno de la pareja follando, eso mejor que cada cual se lo imagine.