Si Jacques Cousteau levantara la cabeza más de uno tendría que salir corriendo, ya sabéis que soy poco o nada partidario de zoologicos, circos y demás parafernalias donde se utilizan a animales salvajes cómo payasos de circo.

En este caso se trata de la morsa E.T. del Zoológico y acuario Point Defiance en Tacoma, Washington. Una morsa de 30 años de edad a la que sus cuidadores han enseñado a hacer ruiditos.