La mujer de las imágenes se volvió completamente loca en un autobús de línea, al parecer estaba enfadada con su marido y después de asestarle unos cuantos tortazos se encaró con un pasajero y finalmente con el conductor, quién decidió parar para sacar a la mujer del vehículo.

No olvidéis poner el volumen bien alto, seguro que la voz de la mujer os va a encantar. Que voz más dulce y maravillosa, se ponen los pelos de punta…