He aqui otra de esas bromas de cámara oculta que nos provocan unas buenas risas. en este caso, se trata de la broma del pintalabios, un probador de ropa masculino en una tienda de moda, un poco de pintalabios, y una chica que aparece de la nada.

La sorpresa para las parejas de las víctimas es mayúscula.