La amabilidad china no conoce límites

Comentarios
La amabilidad china no conoce límites

Al parecer el conductor de esta moto iba mirando el movil y se descuidó, hostiándose contra un pilar.

Los chinos que pasaban por la zona miraban pero ninguno se dignó a parar e intentar ayudar, un gesto que por lo menos en españa es un delito, pero… ya no eso, si no por empatía o humanidad.

Pajarracos.es no se hace responsable de las imágenes/archivos expuestos. Las fotos han sido enviadas por nuestros usuarios o encontradas en páginas gratuitas. Si alguna de las fotos no deberían estar publicadas o vulnera algún tipo de derechos, no dude en contactar con nosotros y serán retiradas de inmediato.