Recuerdo que antes de hacer mi primer crucero me decían mis amigos, tranquilo, si no se mueve, ni te enteras, son tan grandes los barcos que las olas no las vas a notar. Horas después estaba en mitad del mediterráneo tomándome una caja de biodramina y cagándome en todos sus consejos, según la tripulación, era un día movidito pero los habían tenido peores.

Dicho esto, os dejo con un curioso vídeo donde se puede ver un billar muy especial a bordo de un barco, el billar cuenta con un sistema de auto nivelación, debe ser algo hidráulico, que lo hace estar siempre en la posición correcta. El barco en cuestión es el Radiance of the Seas, en uno de esos días moviditos que os comentaba al principio.