De nuevo os vuelvo a traer a la japonesa Nao Yoshizaki, una asiática bastante completita que gustó mucho cuando os la presenté el año pasado. Sus curvas no son muy pronunciadas pero hay que reconocer que la japo está bastante buena.

Su zona erógena es, atentos… los muslos! Quizás sea algo mas común de lo que yo creo pero nunca habia escuchado de una mujer que su zona mas erógena fuese sus muslos.